Vea lo más popular del bombero José Musse

 
 

Jose Musse

Jose Musse Jose Musse  
 
Página oficial de José Musse, el bombero más leído y comentado en español.

Análisis de incidentes y criticas a la respuesta a emergencias desarrollado desde 1997 por José Musse

 

 

Los 10 mandamientos que debe seguir todo comandante de incidencias según José Musse  
 
 
 
   
 
Infantilismo Canino
José Musse
Publicado - Published: 11/06/2006

Si me entero que un bombero o rescatador avanza como ser humano me alegro por toda la humanidad, lo tengo de inspiración y no como alguien a quien insultar. Si tengo conocimiento de que será distinguido un profesional del servicio de emergencia, lo primero que hago es preguntarme si lo conozco para enviarle una nota de felicitación, sino lo conozco igual me siento orgulloso por él. Si lo conozco y no me agrada como persona, igual le envío la tarjeta de felicitación y me quedó varias semanas reflexionando si no lo habré juzgado mal todo este tiempo.

¿Por qué otros tienen de puchinball a Jaime Parejo? Supongamos que es un fraude, como algunos vociferan a los cuatro puntos cardinales, pues esperaría que se desinfle solo, eso ocurre con los timos, duran poco tiempo y no requieren más que de ellos mismos y de la inconsistencia de su sustancia para caer. Conjeturemos que somos unos tipos rudos que no nos gusta estar sin actuar, pues vamos a la autoridades europeas que a diferencia de las sudamericanas si actúan o a la prensa de investigación, que es tan morbosa tumbado ídolos y los desenmascaramos en un dos por tres y no contra todo sentido, pasamos años lloriqueando por la Internet.

¿Por qué tanto ají y cebolla al mendrugo? Sinceramente creo que el problema no es de metodología de enseñanza de canes, el verdadero quid del asunto está viviendo en las entrañas; es de ego, seguridades personales, celos y envidias.

Si Parejo tiene razón y su metodología es buena, tienen que mejorar y eso me temo despierta todo un colectivo de sentimientos que no están listos para asimilar. Esto por supuesto no debería ser un problema para nadie, pues una mente madura sabe que tiene que aprenderse todos los días y que las mejoras se introducen a diario en toda profesión. Solo los niños majaderos hacen pataleta cuando están frente al rigor. Y, si su método no sirve ¿Por qué tanto barullo? No lo usamos, lo ignoramos y punto.

Me temo que luego de “fundamentalismo” el segundo mal de muchos profesionales del rescate canino es el “infantilismo”, por ello la génesis de los debate tienen implícito “Él me hizo, él dijo”

Otra muestra del severo infantilismo padecido, es cuando intervine por la lista Emergency01 para pedir el cese de los mutuos ataques, con la intención de que en mi propia casa no se dieran batallas tan improductivas y que además estaban agotando a los demás invitados, inmediatamente y no sé porque razón hay quienes esperaban que les resolviera la vida, dirimiendo entre metodologías, olvidándose que ellos mismos ya me habían calificado de ignorante en el tema y que yo, por supuesto, no tenía el mínimo reparo en confirmárselos.

Nuestra máxima aspiración en este lío de agresiones mutuas por la lista Emergency01, cuando mucho podría ser intentar que las relaciones entre rescatadores caninos mejoraran, pero esa búsqueda de un “Papá” que les resuelva la vida, que les diga: Abracadabra, este sistema es bueno y este no, es lo que refuerza mi creencia del padecimiento de infantilismo.

Sigo sin entender entonces el conflicto existente. Jaime Parejo tiene una nueva metodología, habrá que aprenderla. Si me sirve todo; extraordinario, si me sirve el 50%; sigue siendo un excelente uso del tiempo y si solo me sirve; el 1%, igual valió la pena, pues mejorar un poquitín en algo de lo que sea, puede hacer la diferencia. Todos sabemos que cuando estudiamos o tomamos un curso encontramos cosas repetidas, cosas basadas en cimientos anteriores, pero sí entre las horas invertidas hay algo que es nuevo o interesante, eso hace al resto del tiempo empleado en fructífero. Y, si no sirve la metodología propuesta por Parejo García, igual. Descartado y punto, volteada la página y a seguir adelante, buscando, aprendiendo, asimilando y perfeccionándose.

Una de las explicaciones más recurrentes que siempre obtengo del por qué tanta tirria a Jaime Parejo, es porque él fue muy agresivo en la expansión de su método, en su camino hirió muchas susceptibilidades. ¿Vamos hombre hablamos en serio? (Otra vez surge el tema del ego, de simpatías y antipatías, quedando en segundo plano la disciplina técnica.)

Óigame en la vida a mi me han dado muchas pateaduras y entiéndame bien, la mayoría me las merecía y por las que no merecía, igual me ayudaron a ser más fuerte. No por eso ando por allí resentido cargando una Mágnum, ni me desvivo pensando en el que me las dio. Por eso digo, que este lío entre rescatadores, se cimienta en un tema de crecimiento, de madurez antes que en una real situación de técnica o de investigación.

Esperaría de hombres y mujeres que visten el uniforme de rescate; coraje, fuerza y valentía para desempeñar sus deberes. Al parecer hay mucha niñería.

La propuesta que me parece factible y que me lleva a escribir, es que debemos por todos los medios desnudar la situación de las raíces reales y así debilitar las excusas de esta guerrilla que sigue desarrollándose en otros frentes, y me temo podría envenenar a las siguientes generaciones de rescatadores caninos. Esto porque creo que con los actuales actores, batidos por la parálisis paradigmática, enceguecidos por sus dogmas fanáticos y el infantilismo de sus actuaciones, es poco probable que lo superen en el mediano plazo.

Mis últimas palabras son pues para esas nuevas generaciones. No se coman los líos de sus venerables, ni los hagan propios, no envenenen sus almas, manténgalas preclaras. Abran sus ojos y sus mentes, sean nobles y generosos, cultiven el respeto entre sus colegas, porque quien no cultiva el respeto entre colegas, no ayuda al crecimiento del colectivo. Solo un profesional que practique la nobleza y la grandeza con sus semejantes, será abnegado en sus deberes de salvar vidas. Surgirán nuevos métodos y escuelas, algunas serán fugaces, otras quedarán. Aprendan de todos y quédense con lo que más les sirva, pero jamás arremetan contra las nuevas propuestas, eso puede desalentar innovaciones y avances.

Lea la primera parte

(*): Site del autor: www.josemusse.com

E-mail: jmusse@desastres.org


   
 
Tal cual
alicia - 11/06/2006
Hay preguntas,que todavia no logro encontrarles respuestas. Ultimamente,hay grupos de rescate, y otras disciplinas por todos lados. Como hacen? no se. Arman Asociaciones, grupos, pero ninguno sabe de perros. Todos corren detras del perro y no saben siquiera que le marca el perro, nunca tuvieron perros, y de lenguaje canino, menos. El trabajo con perros no es facil,pero lo que si se, es que: EL INSTRUCTOR CANINO NACE CON ESTO, LOS LIBROS PUEDEN AYUDARNOS, HASTA AHI. No por hacer cursos van a saber manejar perros. Hay dos cosas:Interesarse por la disciplina y otra es : poder ejercerla. No soy rescatista,fui bombera en su momento, y lo que siempre rescatare de mi trabajo ( zooterapia/ terapia asistida con perros) es que el perro jamas te defraudara, mientras que el humano, lo hace todos los dias.Las bombas enviadas al Sr Jaime Parejo, es pura y exclusivamente ENVIDIA. Lo vivo personalmente,paso por la misma situacion. Sr Musse: sus palabras fueron muy concretas, y las redacto con mucha educacion. Yo en cambio, no responderia, solo evaluaria a las unidades de rescate canino o grupos de rescate canino, en el campo de trabajo , implementando un control de dichas unidades , sabiendo si son operativas o no. Desde Argentina le dejo mis respetos y un cordial abrazo. ALICIA DELL" ARCIPRETTE. Directora Tacop Argentina. Presidenta Asociacion Zooterapia Argentina.
---------------------------------------------
INTERVENIR
Jaime Parejo García - 12/06/2006
Realmente el Sr. Musse, ha desvelado y calificado los motores y entresijos de este injusto y prolongado sinsentido que afecta al mundo del rescate canino con magistral expresión, precisión, nobleza y acierto. Aproximadamente un quinteto (o un cuarteto como lo llamarian en el famoso teatro Falla de la que se conoce como Tacita de Plata en Andalucía) de personas, pertenecientes a asociaciones , mal denominados rescatadores caninos, de España, Colombia, Venezuela…, se han hecho tristemente famosos, desde hace largos años, por no cesar de emitir ataques, primero contra el método Arcón y su autor. Más tarde, al extenderse implacable el singular nivel de eficacia del método Arcón, entre los Cuerpos oficiales, ya no podian ir contra la métodología pues incluso se les volvía contra ellos contundentemente las vacias críticas, fuesen ya donde fuesen ¿qué otra cosa entonces podian hacer ahora para intentar debilitar o incluso si fuera posible, hundir, lo que consideran un amenazador avance y consolidación, la del innovador ARCÓN?, pues lo que hacen desde hace meses, una incesante campaña, estrategicamente anónima, cobarde, repetitiva y lanzada de forma selectiva a los cuatro vientos, contra su autor, mi persona, por internet (obviamente evitando con anonimatos y cuidada elección del soporte difusor, que en todo momento su cúmulo de injurias, deformaciones, o comentarios, mayormente tan infantiles como absurdos y fuera de lugar, puedan ser puestos a disposición judicial, por algún abogado en posible estado de alerta, que les hiciera pagar el respectivo delito, como judicialmente proceda, con la consecuente interrupción de tan mezquinos actos. El método Arcón, ha sido desde el principio, para ellos, un sistema cuyo implacable nivel de eficacia y rigurosidad resultaba amenazador para sus respectivos e insensibles egos, ante la posibilidad de tener que cambiar sobre lo que hasta el momento estaban adoptando. Mezclaron incluso, como se me informó, a modo de irracional e impaciente, cóctel, sin rigor científico alguno, porciones mal interpetadas, de agunas de las técnicas Arcón ( cuya metódica interrelación sutentaban ya, años de intenso y exigente trabajo de investigación), con sus erroneamente denominados métodos, (cuando simple y exclusivamente están presentes los principios universales y comunes del aprendizaje, condicionamiento clasico, instrumental, moldeamiento…, no estamos ante el rango de método en su acepción más exigente a nivel científico ni incluso meramente semántica). Pero además de amenazador y lesivo para sus propios egos, lo era y es también, ante su incoherente negativa a tan patente avance, para la percepción de subvenciones, donaciones, que recibian o podian percibir en un futuro, pues todas estas personas son responsables de difundidas asociaciones de rescate canino , ninguna pertenece a un Cuerpo oficial, donde la disciplina, rigurosidad, profesionalidad y ética institucional, no dejan espacio posible para estas patética y perjudiciales situaciones. El Sr. Musse informa literalmente que “una de las explicaciones más recurrentes que siempre obtiene del por qué tanta tirria a Jaime Parejo, es porque él fue muy agresivo en la expansión de su método, en su camino hirió muchas susceptibilidades”. Cuando alguien se siente agredido porque una persona expresa, desde el principio , sin reparo alguno, con firmeza y contundencia una verdad operativa e insta a las Administraciones que erradiquen de su maquinaria, a todos aquellos equipos, afines al sistema que sea, pero que demuestren ser un homicida fraude operativo;(que a pesar de tener conocimiento de su falta de eficacia y consecuencias que ello implicaría, optan, victimas de su ciego egocentrismo por permanecer en la línea de intervención y gravemente, sin voluntad alguna de positiva y necesaria transformación ) cuando alguien se siente agredido por esa circunstancia, Señores, debería sensatamente apartarse, de forma más o menos silenciosa, y cuanto antes, del mundo del salvamento, aunque de no suceder así, todos sabemos que ya serán aquellos que oficialmente le compete, los que se ocuparán progresivamente y de forma responsables de normalizar esta situación en bien de la seguridad pública en cuyas manos han confiado y delegado, la mayoría de ciudadanos, ya sean responsables políticos o de Cuerpos oficiales intervinientes en la emergencia. También desde este medio, insto nuevamente, con carácter urgente y necesario, a las personas que competen de una forma u otra, la seguridad pública en cualquiera de sus estamentos : Ministros, Alcaldes, Concejales, Jefes de Bomberos, Policias, Directores Generales y/o Jefe de Operaciones de Protección Civil etc. a que hagan un importante hueco en sus agendas, (los terremotos, huracanes, deslizamientos…no cesan ni esperan) como ya han hecho preventiva y fructuosamente, otros responsables hasta el momento, no para organizar o asistir a uno o varios simulacros, a veces manipulados, involuntariamente incorrectos o inconcebiblemente trucados, sino para realmente, repito realmente, comprobar si su ciudad, región o pais, está en manos de medios de detección efectivo o simplemente disponen de uno o varios grupos de personas uniformadas con perros, oficialmente subvencionados o no, pero que sorpresivamente, antes cualquier siniestro de derrumbamiento, de uno o multitud de edificios, nunca señalizarian ninguna persona con vida sepultada, de forma que aunque se encontrasen aun con vida estarian por esta circunstancia abocadas a un seguro y anónimo fallecimiento más o menos violento. Una llamada a la urgente regularización operativa, en principio mediante las constataciones necesarias y consecuente aprobación gubernamental (como es el caso de El Salvador), para solo permitir intervengan equipos eficaces. Una llamada que seguiré haciendo, por mucha “tirria” que despierte, hacia mi, en algunos, y aunque sea por ello, incansablemente, objetivo directo de irascibles y frenéticas campañas injuriosas para intentar detenerme. Y un último punto importantísimo y fundamental, un proceso de regularización operativa, en este caso, para rescate canino en catástrofes, puede no ser efectivo y así sucede en ciertos casos, a pesar de llevar esta denominación y tenerlo establecido un Organismo competente gubernamental. En otras palabras, que nos consta existen muchas ciudades actualmente y en numerosos paises de los 5 continentes, en manos de grupos de rescate canino, que cuando los responsables se decidieran a constatarlo con rigurosidad, constatarian con preocupante sorpresa, que no localizan personas con vida sepultadas en ninguna situación operativamente no trucada y consecuentemente en derrumbamientos reales donde las excavadoras esperan prontas a realizar su trabajo, haya o no personas con vida, el nefasto resultado, Sres., estará asegurado por dichos equipos. Como ya indiqué en mi último artículo, técnico-operativamente, para que un simulacro resulte realmente útil a nivel evaluatorio y efectos operativos, resulta imprescindible, obedeciendo además a la lógica y el sentido común, controlar con rigurosidad todo un conjunto de puntos fundamentales : La masa de escombros o edificación derrumbada, ha de ser totalmente desconocida para los ejemplares. La persona/s que se sepulten, han de ser totalmente desconocida para los perros. El sepultamiento debe ser completo (ya sea escombros, tierra, lodo...), rigurosamente hermetizado y exteriormente mimetizado, sin existencia de elementos reforzadores en su interior y cuya ubicación ha de ser elegida en el momento del ejercicio por persona totalmente ajena al Equipo o la U.C.R. en cuestión Operativamente han de evaluarse de forma imprescindible, tanto en búsquedas exteriores como en interior de espacios confinados, donde obviamente la visibilidad es totalmente nula, en casi totalidda de casos reales. No podrán efectuarse acciones de apoyo (ya sea en la señalización o en la búsqueda) , por el Guía u otra persona, si con ello se direccionase o ayudase, en parte o totalmente al ejemplar, respecto al punto del sepultamiento conocido con certeza (circunstancia que obviamente se ignora en casos reales cuando se requieren estos medios de detección). El area mínima de escombros, que se ha de exigir batir al perro, ha de presentar una media mínima de 5.000 mts. cuadrados, permitiendo así, desarrollar un nivel de trabajo de operación de búsqueda olfativa al ejemplar, que realmente permita evaluar suficientemente al mismo, en dicho aspecto, ya que deberá afrontar en ocasiones, posibles demoliciones de edificaciones, con especial magnitud dimensional. Para ejemplares, (nivel II), podrán existir, elementos adversos, como presencia de restos orgánicos, grupos de personas en el area de seguridad, sonidos de sirenas de vehículos de emergencia… El tiempo de búsqueda, desde la suelta del perro hasta la localización y señalización de persona con vida sepultada, ha de ser el mínimo posible, segundos o pocos minutos, considerando que en muchos casos, los supervivientes que se encuentran en situación de sepultamiento, fallecen o se agravan sus lesiones, por diversas causas clínicas, debido al transcurso de unos simples segundos o minutos, en su ubicación y consecuente rescate. Propongo que el Gobierno de un pais (uno de sus Servicios nacionales de Emergencia), organice un riguroso simulacro oficial, que se atenga basicamente a las características logicamente operativas, anteriormente expuestas, y en el cual participen, un máximo de 5 equipos caninos (Guias con sus respectivos perros), de todas y cada una de las llamadas metodologias de rescate canino, existentes en la actualidad y que además se procure la participación de cualquier otro medio propuesto de detección, sea mediante seres vivos o no. Que entre los observadores, se encuentren también representantes competentes y vinculantes de Naciones Unidas, por ejemplo, e intervengan en la objetiva confección de informes y levantamientos de Actas. El importantísimo objetivo sería, evaluar a nivel internacional, con carácter oficial, los diversos medios de detección existentes, con el consecuente programa de acción destinado a potenciar la expansión y adopción oficial de aquel, que reiteradamente, sea cual sea, demuestre inequivocamente y de forma sólida, mayor grado de efectividad en la localización de personas con vida sepultadas, tanto en exterior como en situaciones de espacios confinados. Sin rivalidad, rencor, tensiones…por ninguna parte, solo profesionalidad, respeto, amabilidad, nobleza y hermandad, hacia lo que ha de ser siempre el fin único, proritario y común de esta especialidad o más exactamente de los rescatadores en derrumbamientos : rescate y salvamento de supervivientes sepultados, utilizando los medios más efectivos, independientemente de su origen, procedencia u otra circunstancia francamente irrelevante.
---------------------------------------------
Necesaria
David Rodríguez Carrasco - 13/06/2006
Estimados compañeros, por desgracia continuamos viendo innumerables ataques personales destinados claramente contra el Señor Jaime Parejo García, una personalidad consolidada dentro de la disciplina del Rescate Canino en Catástrofes, desde hace ya innumerables años ( pueden confirmar la citada información, en el siguiente enlace donde se expone su extenso curriculum http://www.rescatecanino.com/jaimeparejo.asp ). El uso malicioso de Internet puede ser una herramienta de doble filo, en donde por un lado y utilizando el anonimato se difama, insulta, calumnia y falsean datos reales, enmascarándose así una clara acción delictiva; o por el contrario como instrumento muy valioso a la hora de expandir y hacer públicos avances científicos, programación de eventos, intercambios de documentos, etc… Somos nosotros individual o colectivamente, los que debemos segregar a este tipo de personajes, que bajo ese manto inidentificable, con la motivación de la envidia, el egocentrismo, y el carácter lucrativo en algunas ocasiones ( si señores, carácter LUCRATIVO como hemos podido vivir en ciertas catástrofes, en donde algunas “asociaciones” pedían altísimas sumas de dinero para intervenir, resultando luego ser un total fracaso, no localizando a ninguna persona con vida bajo los diversos elementos sepultantes, y confirmándose con posterioridad que zonas ya batidas y desestimadas por ellos, albergaban individuos aún con vida ), llegan incluso a intervenir, con equipos no operativos, con la fatal consecuencia que puede sobrellevar; pero lamentablemente la mayoría de estos casos son acallados por las inmensas excavadoras y maquinaria pesada, que tras varios días de intenso trabajo realizado por los equipos de rescate, deben comenzar a trabajar para evitar posibles brotes de enfermedades, proliferación de vectores, etc… Por denunciar esas verdades y tratar de que la disciplina del Rescate Canino en Catástrofes sea oficial y homologada en cada región o país, surgen muchos de estos energúmenos que ven peligrar el sustento de subvenciones, dinero por intervenciones realizadas, y otro tipo de ingresos, los cuales no dudan en obtener en declive del salvamento de vidas humanas. Creo que son totalmente injustificados e inadmisibles, los constantes ataques que recibe el Sr. Parejo, al cual no dejan de acosar, tal como bien dice el Sr. Musse, ya por una actitud infantil, en donde bajo ningún concepto encuentran algún resquebrajamiento o fisura en su creación, el Método Arcón; intentando ya por último desprestigiar a toda costa a su máximo representante y autor mediante niñerías y pataletas. Por favor, tratemos todos de ser serios, objetivos y profesionales, encauzando esta especialidad para su reconocimiento mundial, como la excepcional herramienta de trabajo que es para la detección de personas sepultadas con vida bajo cualquier elemento sepultante. Un método o sistema para la formación e intervención de equipos caninos de rescate en catástrofes debe ser aquel, que posee un proceso formativo definido en su totalidad, perfectamente engranado con un conjunto de técnicas conductuales aplicables ( deben ser a su vez fructuosas e inocuas ), que servirán para la solución de problemas que vayan surgiendo en la enseñanza y para el avance en el progreso del aprendizaje, ambas características encaminadas a la consecución del objetivo determinado, la obtención de la máxima rapidez y eficacia en el desarrollo de la búsqueda. Por supuesto un método jamás se puede considerar como tal, hasta que no se encuentra culminado completamente, demostrando que ha alcanzado las máximas cotas de los factores nombrados anteriormente ( máxima rapidez y eficacia en la búsqueda ), ya que si fuera probable una mejor optimización, precisando nuevos cambios, cabría la posibilidad a la hora de intervenir, de que una persona sepultada con vida, quedase sin señalizar, falleciendo en consecuencia por una terrible negligencia, al no explotar totalmente el potencial del perro. Si hacer una breve reseña de que en el método Arcón se demuestra de forma singular e impactante, que se consiguen optimizar los niveles de motivación, autonomía de trabajo y concentración en el can; parámetros fundamentales estos, que inciden directamente en el grado altísimo de rapidez y eficacia demostrados tanto en simulacros oficiales, como en intervenciones. La utilización de un perro de rescate en varias disciplinas (como por ejemplo en catástrofes y personas extraviadas en grandes superficies), conlleva una merma considerable en el rendimiento, además de una confusión formativa en el ejemplar que no discierne de forma 100 % rigurosa, cuando señalizar o no a las personas visibles. En el caso de las búsquedas en espacios confinados ( túneles, huecos y laberintos que quedan después del colapso de algunas estructuras, que pueden llegar a ser incluso de gran extensión ), zonas que también deben ser batidas; en multitud de ocasiones quedan personas visibles ( fallecidas o con vida ), aunque atrapadas, o simplemente son rescatadores que después de avanzar durante horas, por sitios ultra angostos y con escasa visibilidad, permanecen a la espera de que equipos caninos de rescate verifiquen la existencia o no de personas con vida sepultadas, ya que las visibles se extraen en mayor o menor cantidad de tiempo al ser rápidamente identificadas. Cualquier can que no logre discriminar a las personas sepultadas de las visibles, señalizará sin duda algunos de los casos que hemos expuesto, con la consiguiente lesión a efectos del factor tiempo, respecto al retraso de tener que sacar a los rescatadores de la zona, o con la señalización de personas visibles; obvias interferencias en la línea de atención y ruptura en el continuo desarrollo de la búsqueda del perro. La súper-especialización es una disciplina de dominio público que contribuye de forma esencial al máximo rendimiento del desarrollo de una especialidad. Es un craso error la utilización de un sonido como estímulo discriminativo en cualquier sistema de rescate canino en catástrofes para la detección de personas con vida sepultadas, por varias razones: - No siempre se producen estos sonidos en situaciones reales de intervención. Incluso la persona afectada, puede encontrarse inconsciente. - La ubicación del sepultado, puede ser a gran profundidad, o por las características del sepultamiento, en un lugar casi o completamente insonorizado. - La existencia de multitud de ruidos en la zona siniestrada, son imposibles de ser controlados o evitados en su totalidad por la Unidad Canina. - Cualquier emisión de ruido desde la profundidad del escombro puede ser interpretada como un sepultado, incluso el rascar o el movimiento de un roedor, una tubería rota que gotea intermitentemente sin una cadencia fija, etc… existiendo infinitas posibilidades de generación. Todo perro de rescate en catástrofes ha de reunir unas aptitudes independientemente del sistema por el que vaya a ser formado, siendo estas homogéneas para todos los métodos. Han de ser sociables, poseer fluidez de ladrido ( para una correcta señalización, sin ningún tipo de dificultad ), ser seguros, activos, poseer un acusado impulso de presa, impulso de búsqueda e impulso exploratorio, además de algo totalmente indispensable, rigurosidad y garantía de trabajo. Aunque la formación de un ejemplar comienza siendo un juego, esta se va transformando hasta llegar a convertirse en un trabajo a desempeñar. Para cualquier can de salvamento, la búsqueda ha de ser un trabajo, no un juego, ya que cuando sobrevienen las adversidades, predomina el abandono de la conducta de búsqueda antes que la permanencia, si el comportamiento fuese un juego, por citar una de las graves consecuencias. Por eso la aptitud indispensable, al igual que el resto, pero de gran importancia, es la rigurosidad y garantía de trabajo. El ejemplar que la posee, se crece antes las dificultades durante el desarrollo de la búsqueda, incrementándose así su nivel motivacional durante la formación y los entrenamientos, con el aumento de adversidades, siempre de forma gradual y dependiendo de cada individuo. Será siempre totalmente imposible e inviable el que un guía, intente dirigir, encauzar y obligar a estar concentrado a un can de rescate, para llegar a explotar al máximo todos sus recursos físicos y síquicos durante el desarrollo de una búsqueda. A través de la presión y el sometimiento sea de una forma u otra ( a través de llamadas de atención, direccionamientos, seguimiento aunque sea a distancia del ejemplar, etc… ), no se llega a obtener ni la mitad del aprovechamiento de los medios del perro. Nadie mejor que el mismo individuo ( refiriéndome al can en si ) llega a saber explotar, la totalidad de todos los recursos aplicables para la correcta localización y señalización de la persona sepultada con vida bajo los escombros, tierra, etc… El perro de una forma totalmente natural, voluntaria y fructuosa deberá utilizar todo su potencial para la detección de personas con vida sepultadas. Lo difícil es que el sistema, le permita, y el instructor que lo aplique, sea capaz, de formar a estos equipos caninos, hasta llegar a optimizar los niveles de rapidez y eficacia en la detección del sepultado. Como un claro ejemplo de lo mencionado anteriormente, nadie mejor que el lobo, sabe como explotar sus propios recursos para efectuar el seguimiento y la caza de una presa. Desde hace muchos años, el hombre ha estado equivocado a este efecto en la formación canina del rescate en catástrofes, no dando crédito aún a ver equipos caninos excepcionales que desempeñan las búsquedas sin ningún tipo de presión ni sometimiento, siendo el perro por sí solo, el que desarrolla toda la búsqueda y el principal protagonista de este trabajo ( hecho totalmente verificable en los equipos caninos arconianos ). Es una situación ya constatada el que cuando un perro experimenta un mayor nivel de autonomía de trabajo, también incrementa paralelamente su grado de concentración en el mismo. Aquel can, al que se logra optimizar estos valores, posee una sólida fijación en la conducta de búsqueda sin presentar nocivas interrupciones en su línea, como pueden ser, esporádicos retornos hacia el guía, actos corporales como giros de cabeza ( para ver ubicación del guía )… Suele ser un error muy generalizado una participación excesiva del guía, ya sea verbal o física, durante la conducta canina de trabajo, ya que generará nocivamente la consecuente expectativa de apoyo en el almacén memorístico del perro, y la cual se tornará más acusada e interferente durante la búsqueda, conforme transcurra el tiempo sin que el ejemplar haya logrado percibir el ansiado estímulo oloroso de un posible sepultado con vida. Expertos reales y certificados, con muchísimos años de experiencia en docencia de complejas disciplinas caninas, coinciden en la total inviabilidad de la impartición formativa a través de internet por dos sencillas razones: - La imposibilidad del análisis conductual instantáneo, durante la enseñanza del ejemplar, para la inmediata solución de las posibles irregularidades surgidas durante el aprendizaje; obviamente totalmente insustituible por cualquier otro medio como por ejemplo una grabación de video, que no permite la valoración y estudio de todos los factores intervinientes e influyentes en el proceso, así como de los matices del comportamiento, solamente identificables y analizables mediante la observación directa e interrelacionada, en un proceso formativo sin interrupciones. - La incapacidad por parte de la persona que esta recibiendo los conocimientos, de la total y correcta descripción de las prácticas ( si es que conlleva la realización de ellas, la formación impartida ). De no ser así cualquier docencia relativa a esta materia, es estéril sin la visualización y trabajo, desarrollando los conocimientos adquiridos. Tras lo detallado anteriormente he podido constatar personalmente que el método Arcón, cumple con las características mencionadas llevando al equipo canino, a los más óptimos niveles para realizar una intervención; demostrando ante multitud de Autoridades, Jefes de Servicio, Responsables de Unidades de Rescate, etc… tanto en simulacros como en siniestros reales, el excepcional sistema para la formación e intervención de equipos caninos de rescate en catástrofes, que ha creado el Sr. Parejo, además del carácter rigurosamente científico del mismo, al crear las técnicas Arcón mediante el exigente protocolo científico convencional, habiendo sido reiteradamente sometidas las mismas al pertinente proceso de experimentación y verificación. Puntualizar igualmente, que para la mínima adquisición de conocimientos respecto a esta mencionada metodología, es necesaria la realización de un curso teórico-práctico de 250 horas de duración, repartidas en un total de 25 jornadas. Por estos motivos descritos, en varios países a nivel nacional, regional, e institucional, se está optando por reglar definitivamente esta disciplina, adoptando oficialmente al método Arcón, como Sistema oficial tanto para la formación como para la intervención de sus equipos caninos en catástrofes, ya que resulta un aval de total garantía. Es por ello por lo que vuelvo a reiterarles que resulta imprescindible para el rescate canino en catástrofes establecer un ámbito legal para la homologación, certificación de formación especializada, intervención, protocolización y regulación oficial de las UCRs ( Unidades Caninas de Rescate ), a nivel mundial; pero debido a la inexistencia de una posible Institución normalizadora, debemos apoyarnos como procedimiento más oficial y fiable en las propias Administraciones Públicas, de las que dependen los Servicios de Emergencia, ya sean de carácter Local, Regional o Nacional, las cuales deberán examinar, constatar y verificar reiteradamente hasta la pertinente oficialización, el método o sistema para la formación e intervención de sus UCRs. David Rodríguez Carrasco Bombero Conductor del Consorcio de Bomberos de Huelva-España Juez Homologador de Rescate Canino en Catástrofes
---------------------------------------------
Jaime Pare
EDUARDO A. SOLARI - 14/06/2006
USHUAIA, Rep. Argentina, 15 de junio de 2006. Estimados Amigos: Es por intermedio de este prestigioso medio internacional, que a traves de la distancia, deseamos hacer llegar desde este lejano rinconcito del mundo, nuestro profundo desagrado ante las malintencionadas declaraciones vertidas , pretendiendo descalificar al Sr. JAIME PAREJO GARCIA, creador del METODO ARCON. Tenemos autoridad moral para expresarnos, ya que conocemos no solo la trayectoria de este hombre, sino porque hemos puesto en la practica las experiencias y resultados en los teatros de operaciones de los conocimientos adquiridos por nuestro guia Arcon en el desastre de Tartagal, Provincia de Salta - Rep. Argentina, demostrando no solo la calidad del metodo, sino que tambien han sido testigos miles de pobladores de nuestro Pais. El Sr. JAIME PAREJO GARCIA, no es solo un hombre mas, muchas naciones hoy utilizan en bien de la comunidad los conocimientos de su Metodo Arcon, realmente para nosotros, motivo de orgullo y profesionalismo. Esta demas decir que este prestigioso Instructor, es una persona de bien, de gran entereza espiritual y que posee un profundo respeto por la vida...lo cual motiva su entera dedicacion a lo que profesa con amor. Reciba a traves de la distancia Sr. JAIME PAREJO GARCIA, en nombre del PUEBLO ARGENTINO , toda nuestra solidaridad, nuestro agradecimiento y el mas sincero deseo de que estas tormentas malintencionadas, desaparescan en el tiempo como simplemente lo que son...nubes de verano.... EDUARDO A. SOLARI Comandante BOMBEROS VOLUNTARIOS ZONA NORTE USHUAIA - REP. ARGENTINA
---------------------------------------------
Cerremos e
Belén Burgos - 15/06/2006
Hacía mucho tiempo que no intervenía en esta página. Si hoy lo hago es para exponer, como siempre he hecho, mi opinión personal sobre lo que acontece. Con el ánimo, una vez más, de pasar página y dejar, tal y como me dijo un buen amigo hace unos años (a quien siempre ha guiado por encima de cualquier cosa, el servicio al prójimo y a quién considero, como decía Antonio Machado, “en el buen sentido de la palabra, bueno), que los hechos hablen por sí solos, que la vida se encargue de solucionar esta bizantina controversia ya que, como dijo Eisntein, "Dios no juega a los dados, y nada es resultado del azar". Hace unos días llegó a mis manos un artículo titulado “Seres calumniadores” de un autor venezolano, Eccio R. Moreno, que les reproduzco: “La calumnia es la expresión más vil de los seres mediocres y cobardes, en su interioridad anidan sentimientos malignos. Son seres propiciadores del odio, la intriga, envenenan el alma del prójimo. Sus despreciables pasiones no tienen límites, sus lenguas viperinas calumnias amistades, familiares y hasta compadrazgos. La calumnia supera la mentira. Es producto de la maldad, la envidia y el rencor. El calumniador destruye la reputación del calumniado, arrojando dudas sobre su honestidad, para enlodar inexorablemente su prestigio. Acusan a sus víctimas de hechos que jamás han cometido, disfrutando del dolor de las personas que lapidan. Los seres calumniadores se valen de falaces mentiras, hieren sin piedad con mandíbulas de animal carnicero. Utilizan las más sutiles artimañas para satisfacer sus malévolas acciones: adulancia, hipócrita amistad, confidencias; con ello buscan que la culpa de sus felonías recaiga sobre otros y que éstos paguen por su ignominia y cobardía. Apartémonos de estos seres peligrosos que destilan veneno y muerden como las serpientes más venenosas y así, evitaremos consecuencias fatales para nuestra integridad personal.” Ese tipo de seres, lamentablemente, van a existir siempre. Francotiradores que sólo se ocupan de obstaculizar los avances, en pro de su propio ego y afán de protagonismo. Esos francotiradores disfrutan destruyendo mediante el discurso las acciones de otros que les puedan restar protagonismo. Pero el protagonismo, cuando hablamos de servicio al prójimo, lo tienen las víctimas, esas que, usualmente, no tienen voz, que parecen no tener derecho a elegir por quién deben ser rescatadas. Es ahí donde las administraciones públicas, como garantes de la seguridad de los ciudadanos, deben darle voz a esas víctimas y regular, de manera eficiente, los ámbitos aún no regulados en esa parcela, como éste del rescate canino. Son esas administraciones públicas las que están obligadas, no sólo moralmente, sino por ley, a otorgarnos servicios públicos efectivos. Igual que para que un médico pueda ejercer su profesión ha de superar unos estudios reglados y conseguir un título para que lo habilite en el ejercicio de su profesión, también los rescatadores caninos y cualquier otro sector que intervenga en asuntos en los que está en juego, nada más y nada menos que la vida de un ser humano, debe haber cursado y superado unos estudios reglados que lo habiliten en el ejercicio de su actividad. Y debe mantenerse actualizado en sus conocimientos y en los nuevos avances de su especialidad. ¿Por qué si le exigimos eso a un médico no se lo exigimos a otros de los que también depende nuestra vida? ¿Por qué si cuestionamos la profesionalidad o no de un médico, no podemos cuestionar la de un rescatista “porque no somos expertos”? ¿Por qué exigimos que un médico titulado nos atienda cuando estamos enfermos y cualquiera puede “jugar” a ser rescatista sin que, en años, se haya acreditado que haya rescatado a nadie? La cuestión es que, ahora mismo, el rescate canino tiene más el tratamiento, en cuanto a nivel de exigencia, de un hobby que de una profesión. Pero no debiera “jugarse” cuando lo que está en juego son vidas humanas. Sr. Musse, me hubiera gustado leer sus artículos “Fundamentalismo Canino” e “Infantilismo Canino” hace unos años, cuando las difamaciones volaban en la lista emergency sin pudor. Si yo, siempre a nivel personal, intervine entonces (y no crea que me resultó grato hacerlo) fue porque, en ese momento, el Método Arcón ni era tan conocido, ni tenía los reconocimientos, a nivel internacional, que tiene hoy. Si lo hice, fue porque consideré necesario desmontar las falacias que, constantemente, se distribuían en esa lista y otras. Algunos pueden pensar que fui agresiva, yo opino que sólo respondí a agresiones preexistentes, aportando datos y hechos constatables, en el ejercicio de lo que en Derecho se llama “legítima defensa”. Mi ánimo de entonces fue el evitar el daño que esas falacias hubieran podido causar en el desarrollo expansivo del Método Arcón. Hoy ese método de rescate canino ya ha superado la fase de niñez inicial, a nivel de difusión. Hoy, quién así realmente lo quiera, puede comprobar su eficacia. Hoy, abrir, otra vez, el cajón del odio, no merece la pena. Los “odiadores” existirán siempre. Es hora de dejarlos a un lado del camino, sin darles esa importancia que no tienen, y continuar hacia delante. Los hechos son los que van señalando las distancias, los que definen la realidad. Este es uno más de ellos, relativo a una de las Unidades Caninas de Rescate formadas con el Método Arcón. La fuente, como pueden comprobar por el enlace, es la página Web del Ministerio de Gobernación de El Salvador: Unidad Canina de rescate localiza soterrados Un deslizamiento de tierra en unas de las obras de mitigación que está desarrollando el Ministerio de Obras Publicas soterró a tres de sus trabajadores bajo varios metros cúbicos de lodo, cuando estos laboraban en la ampliación de la bóveda localizada en la Alameda Manuel Enrique Araujo y Boulevard Venezuela entre las Comunidades de las Palmas y nuevo Israel. Alertando al sistema de Emergencias del Cuerpo de Bomberos de El Salvador quien como primera respuesta trasladó a la Unidad Canina de Rescate especializada en localizar personas con vida soterradas bajo los escombros, ayudando así a facilitar los trabajos de búsqueda, ya que el can de rescate de nombre Simón en pocos minutos pudo rastrear y localizar las víctimas, procediendo a excavar trabajadores del MOP, Bomberos y Entidades de Socorro. Luego de varios minutos fue sacado aún con signos vitales Milton Mauricio Campos de 24 años de edad quien fue trasladado a un centro asistencial y se recuperó el cuerpo sin vida de Gabriel Antonio Mendoza Franco de 31 años quien fue reconocido en el lugar por medicina legal y fiscalía. Y una tercera persona de nombre Carlos Flores Rosa de 36 años de edad que fue trasladado por particulares poco después del deslizamiento. Al lugar de la tragedia se hizo presente el Director General del Cuerpo de Bomberos Mayor Abner Hurtado Galdamez junto al Jefe de Operaciones Mayor Miguel Alfredo Tejada para coordinar el puesto de mando unificado y verificar de primera mano la respuesta a este incidente.
---------------------------------------------
POR EL BIE
Orlando Molina Rodriguez - 20/06/2006
Que gusto me da encontrar sitios Web que posibiliten ampliar conocimientos entorno al adiestramiento canino. Soy Orlando Molina Rodríguez, adiestrador canino con 10 años de experiencia en búsqueda de explosivos, obediencia básica, perros de intervención y control de disturbios. Tuve la oportunidad de conocer el Método Arcón durante un curso de búsqueda y rescate de personas vivas en estructuras colapsadas, el cual se realizó en mi país (Colombia), dirigido a instituciones oficiales (Policía, Defensa Civil, Cruz Roja y Fuerza Aérea), durante el mes de octubre del 2005. Al iniciar el curso, me sorprendió la idea de darle autonomía al canino, pues en mi formación como adiestrador me había acostumbrado a trabajar con perros los cuales siempre debían ser guiados al objetivo a alcanzar ( si no se llevaban cerca al objetivo perdían la concentración y la motivación en el trabajo). No fue fácil aceptar nuevas ideas, pero aún así estuve receptivo a nuevos aprendizajes y nuevos conceptos (el ser humano al igual que la naturaleza, está en constante transformación, por qué negarme a la oportunidad de aprender y posiblemente mejorar??). Desde la misma escogencia del ejemplar a ser entrenado, se le exige una rigurosidad en torno a características específicas ( sociabilidad, impulso lúdico, sensibilidad auditiva, seguridad, impulso exploratorio) las cuales durante el proceso se potencializan a su máxima expresión. La siguiente sorpresa me la llevé cuando a dos semana de estar el canino en proceso de entrenamiento, éste demuestra grandes resultados (autonomía, motivación y concentración en el sitio de trabajo y en su labor) sin la dependencia que suele haber entre amo y esclavo. A las pocas semanas de estar en entrenamiento, mis bloqueos mentales desaparecieron al ver los resultados alcanzados con el Método. Los perros a las cuatro semanas de trabajo, ya encontraban personas vivas, sepultadas bajo escombros. Poco conozco a Jaime Parejo, considero que no necesita abogados ni defensores, los resultados hablan por si solos. Es difícil romper paradigmas, estamos sumidos en el facilismo y la pereza a enfrentar nuevos retos y cambiar nuestras estructuras mentales. No es fácil desaprender y menos aprehender nuevos conocimientos que nos implica asumir retos y demostrar con hechos que nuestro compañero canino es un gran ser con capacidades inigualables…nuestra labor está en reconocer aquellas características especiales que poseen los caninos e inducir su conducta para potencializar sus sentidos mediante métodos y técnicas acordes a los requerimientos. Además de los grandes resultados que se alcanzan con el Método Arcón, es importante el avance que se ha logrado, pues se reconoce la condición tanto del adiestrador como del animal. Con este Método me he dado cuenta que a pesar de ser mi compañero de trabajo un animal, éste no merece ser menospreciado y castigado cruelmente( como se suele ver en algunas instituciones), u obligado a desempeñar una labor para la cual no está predispuesto genéticamente. Es lamentable que nuestra labor que se centra en el rescate de las vidas humanas pase a segundo plano, y esté por debajo de los métodos, instituciones, egocentrismo y discusiones infructíferas. Quiero hacer una invitación a los adiestradores caninos, en especial a los que hemos tenido el gusto de conocer el Método Arcón, para que nos concentremos en el servicio a la humanidad, sobretodo en estos tiempos sobrecargados de desastres tanto naturales como humanos. Hoy más que nunca debemos estar atentos a la razón de ser de nuestro servicio y no distraernos con discusiones y criticas que se dan desde el desconocimiento. Orlando Molina Rodriguez Adiestrados canino: Busqueda de explosivos, Busqueda y rescate Método Arcón Policia Nacional Colombia
---------------------------------------------
ACLARACION
Orlando Molina Rodriguez - 20/06/2006
Que gusto me da encontrar sitios Web que posibiliten ampliar conocimientos en torno al adiestramiento canino. Soy Orlando Molina Rodríguez, adiestrador canino con 10 años de experiencia en búsqueda de explosivos, obediencia básica, perros de intervención y control de disturbios. Tuve la oportunidad de conocer el Método Arcón durante un curso de búsqueda y rescate de personas vivas en estructuras colapsadas, el cual se realizó en mi país (Colombia), dirigido a instituciones oficiales (Policía, Defensa Civil, Cruz Roja y Fuerza Aérea), durante el mes de octubre del 2005. Al iniciar el curso, me sorprendió la idea de darle autonomía al canino, pues en mi formación como adiestrador me había acostumbrado a trabajar con perros los cuales siempre debían ser guiados al objetivo a alcanzar ( si no se llevaban cerca al objetivo perdían la concentración y la motivación en el trabajo). No fue fácil aceptar nuevas ideas, pero aún así estuve receptivo a nuevos aprendizajes y nuevos conceptos (el ser humano al igual que la naturaleza, está en constante transformación, ¿ por qué negarme a la oportunidad de aprender y posiblemente mejorar??). Desde la misma escogencia del ejemplar a ser entrenado, se le exige una rigurosidad en torno a características específicas ( sociabilidad, impulso lúdico, sensibilidad auditiva, seguridad, impulso exploratorio) las cuales durante el proceso se potencializan a su máxima expresión. La siguiente sorpresa me la llevé cuando a dos semanas de estar el canino en proceso de entrenamiento, éste demuestra grandes resultados (autonomía, motivación y concentración en el sitio de trabajo y en su labor) sin la dependencia que suele haber entre amo y esclavo. A las pocas semanas de estar en entrenamiento, mis bloqueos mentales desaparecieron al ver los resultados alcanzados con el Método. Los perros a las cuatro semanas de trabajo, ya encontraban personas vivas, sepultadas bajo escombros. Poco conozco a Jaime Parejo, considero que no necesita abogados ni defensores, los resultados hablan por si solos. Es difícil romper paradigmas, estamos sumidos en el facilismo y la pereza a enfrentar nuevos retos y cambiar nuestras estructuras mentales. No es fácil desaprender y menos aprehender nuevos conocimientos que nos implican asumir retos y demostrar con hechos que nuestro compañero canino es un gran ser con capacidades inigualables.Nuestra labor está en reconocer aquellas características especiales que poseen los caninos e inducir su conducta para potencializar sus sentidos mediante métodos y técnicas acordes a los requerimientos. Además de los grandes resultados que se alcanzan con el Método Arcón, es importante el avance que se ha logrado, pues se reconoce la condición tanto del adiestrador como del animal. Con este Método me he dado cuenta que a pesar de ser mi compañero de trabajo un animal, éste no merece ser menospreciado y castigado cruelmente( como se suele ver en algunas instituciones), u obligado a desempeñar una labor para la cual no está predispuesto genéticamente. Es lamentable que nuestra labor que se centra en el rescate de las vidas humanas pase a segundo plano, y esté por debajo de los métodos, instituciones, egocentrismo y discusiones infructíferas. Quiero hacer una invitación a los adiestradores caninos, en especial a los que hemos tenido el gusto de conocer el Método Arcón, para que nos concentremos en el servicio a la humanidad, sobre todo en estos tiempos sobrecargados de desastres tanto naturales como humanos. Hoy más que nunca debemos estar atentos a la razón de ser de nuestro servicio y no distraernos con discusiones y criticas que se dan desde el desconocimiento.
---------------------------------------------
QUE EL APR
Orlando Molina Rodriguez - 05/07/2006
Hoy yo, Orlando Molina, Guía Canino en búsqueda de explosivos, en una charla con un amigo (Carlos Montes), cuya experiencia en el manejo de perros es mayor a los 20 años, me enseñó que los perros tienen un primer impulso. Es aquel interés que muestra el ejemplar cuando llegamos a determinado lugar de búsqueda. Muchas veces quitamos o cuartamos este impulso por la utilización de un collar de ahogo o una mala interpretación del guía hacia lo que su canino quiere expresar. Carlos Montes dice que ese primer impulso no debe ser cuartado jamás por un regaño, jalón de collar, una mala palabra o un simple un gesto. En ese primer impulso está concentrada toda la expectativa del perro en encontrar el objetivo a buscar. Mi amigo dice “en el momento que sacas el perro del guacal, o transportin, su concentración está al máximo, solo quiere encontrar su juguete y recibir una caricia de su amo. Todos sus sentidos están puestos en recibir su premio. Es por eso que en el método Arcón debemos estar atentos e interpretar adecuadamente las señales que den nuestros perros, pues el umbral de percepción de nuestros perros es bastante alto Con esto quiero decir que todos los días podemos aprender algo nuevo y bueno de alguien diferente, el conocimiento está en constante construcción. Ante todo, debemos ser humildes a pesar del conocimiento y los grandes resultados, debemos estar prestos a aprender…..hoy aprendí un nuevo término que podré aplicar con mis compañeros los perros: “el primer impulso” Orlando Molina Rodriguez Guia Canino Búsqueda y rescate Método Arcón
---------------------------------------------
Utilizació
David Rodríguez Carrasco - 10/07/2006
Estimado Sr. Orlando Molina, soy David Rodríguez, miembro del Consorcio Provincial Contra Incendios y Salvamento de Huelva, España. La razón del presente texto, no es otra, si no que desde mis humildes conocimientos, el precisar exactamente la utilización correcta de la terminología de aprendizaje y conducta a la que hace referencia en párrafos anteriores. La reseña que realiza a un nuevo término llamado por Usted, “el primer impulso”, no es nada nuevo y desconocido en la etología canina, y su denominación exacta es motivación. La motivación es esa fuerza interna que empuja a un individuo determinado a efectuar una conducta. Otro punto importantísimo a destacar es saber establecer las diferencias entre generalidades de los principios básicos de aprendizaje, y las aportaciones específicas de los métodos de formación e intervención de equipos caninos de rescate en catástrofes, en cuanto a la innovación de técnicas conductuales inocuas (respecto a la no adquisición de hábitos nocivos, para los ejemplares que van a ser formados en la disciplina de rescate canino en catástrofes) y fructuosas para el aprendizaje, además de un proceso formativo totalmente estructurado, detallado y definido, en donde se incluyan claramente los objetivos a conseguir durante la aplicación de cualquier sistema de formación. Por ello es obvio que todos los métodos de formación canina, comparten estos principios básicos de aprendizaje en sus cimientos, pero el propio sistema en sí, es el que puede llegar a optimizar totalmente, los tres parámetros fundamentales los cuales son, autonomía (de trabajo), motivación y concentración del can, durante el desarrollo de la búsqueda de personas sepultadas con vida. Mediante la optimización de la autonomía de trabajo, el ejemplar debe desarrollar la operación de búsqueda sin ningún tipo de apoyo verbal ni físico del guía, es mas para poder definir el grado de autonomía de trabajo en el desarrollo de la búsqueda como óptimo, el can no deberá presentar síntomas de expectativa en ningún momento respecto al citado apoyo (giros de cabeza hacia el guía, retrocesos hacia el mismo, miradas hacia este, etc…). El perro con un óptimo grado de autonomía, disocia totalmente al guía, sin presentar nocivas interrupciones en su línea de búsqueda, siendo esta constante y mantenida durante todo el desarrollo de la búsqueda. Una excesiva participación del guía (verbal o físicamente), durante la conducta canina de trabajo, llegaría a generar una expectativa de apoyo en el almacén memorístico del can, la cual se tornará más interferente a medida que transcurra el tiempo sin que el ejemplar llegue a localizar el estímulo oloroso que desencadene la señalización. Mediante esta optimización alcanzamos una sólida fijación en la búsqueda, erradicando esta expectativa del perro por recibir cualquier apoyo por parte de su guía, potenciando al máximo la autonomía de trabajo. Siguiendo un meticuloso proceso formativo ayudado por las respectivas técnicas del sistema que estemos aplicando, en donde el can no experimente inicialmente situaciones de fracaso, incrementaremos la motivación, favoreciendo cada vez más los niveles de intensidad, perseverancia y concentración, frente a estímulos desviatorios e inhibitorios, los cuales iremos añadiendo de forma muy progresiva, individualizada y pormenorizada, para que el perro alcance el éxito finalmente en la búsqueda, aunque con dificultades salvables, que le hagan incrementar el progreso en el aprendizaje, no quedándose estancado en situaciones o entornos de trabajo similares, pudiendo desarrollar finalmente cualquier búsqueda en cualquier lugar. Aunque existen numerosos y cuantiosos detalles, que de forma individual, han de tenerse en cuenta para la dosificación de las técnicas conductuales, además de para el análisis del entorno de trabajo, factores los cuales todos ellos incidirán en mayor o menor medida sobre la formación canina; existen determinadas circunstancias y pautas como la que Usted definía Sr. Orlando, en donde desde que sacamos al can de la zona de espera o transportín, hasta el punto de suelta para el inicio de la búsqueda, influyen determinantemente en el grado inicial de motivación con la que comenzará el perro, por eso resulta necesario (dosificándose individualizadamente), una vez enfrentados en línea recta al punto de suelta, el activar emocionalmente al can, “calentándolo mentalmente” para el trabajo, no reprimiéndose en ningún momento el valiosísimo ímpetu que manifestarán, por la masa de escombros que progresivamente se habrá convertido en un estímulo predictivo para ellos. Tanto el avance al punto de suelta con paso regular, firme y decidido, las palabras incitantes para el trabajo, la llegada al punto de suelta, la liberación del collar y la indicación de búsqueda (el collar por supuesto no deberá ser corredizo, ni asfixiante debido a un pequeño diámetro del mismo, entiéndanse cuerdas delgadas que le puedan semi ahogar, al avanzar tirando hacia la masa de escombros, evitando también tirones o reprensiones ante su ansia por querer comenzar la búsqueda), han de ser un movimiento continuo, sin ninguna pausa que no llegue a detener en ningún momento la inyección motivacional que hemos propiciado para el inicio de la búsqueda (incluso soltando al perro del collar estando en movimiento, incitándolo aún más al desarrollo del trabajo mediante la indicación de búsqueda la cual será simultánea a la suelta del ejemplar). Aún habiendo incrementado y potenciado al máximo tanto la autonomía de trabajo, como la motivación, aplicando el proceso formativo definido, y con la ayuda de las técnicas conductuales necesarias para la culminación formativa, las cuales deberán incidir sobre estos dos parámetros; nos quedaría el aumento de la concentración, que aún no pudiéndose modificar directamente, si incrementaremos la misma, mediante una alta y óptima autonomía de trabajo y motivación, influyendo en la concentración indirectamente. Por ello, resulta necesario e imprescindible que tanto la formación como la intervención de los equipos caninos de rescate en catástrofes, sean dirigidos por un Jefe o Sub-Jefe de Unidad, los cuales debido a su gran capacidad de conocimientos y experiencias formativas, sabrán interpretar y analizar exactamente la conducta canina durante el desarrollo de la búsqueda, la cual se inicia desde la salida del transportín, hasta la entrada del can de nuevo en el mismo, evitándose así interpretaciones erróneas que pueden afectar directamente al dictamen final sobre si hay una persona con vida bajo los escombros o no. David Rodríguez Carrasco Instructor de Rescate Canino en Catástrofes, método Arcón Juez Homologador de Rescate Canino en Catástrofes
---------------------------------------------
Constante
Orlando Molina Rodriguez - 10/07/2006
Que bueno encontrar personas que deseen compartir su conocimiento con aquellos que apenas estamos empezando a adentrarnos en el mundo arconiano. Ha sido satisfactorio trabajar con este método en los últimos 10 meses. Es lógico que en mi corta experiencia cometa errores como el de confundir y/o aplicar mal la ternimologia; afortunadamente compañeros arconianos con mas experiencia siempre estarán dispuestos a corregirnos mas que a crear un mal ambienté. Los arconianos que apenas llegamos estaremos dispuestos a aceptar la corrección siempre y cuando sea de una forma cortes y adecuada. Le agradezco a usted, señor David Rodríguez Carrasco la atención y disposición en corregir mi comentario de una manera tan cortés y adecuada, además porque de paso explica claramente el proceso de motivación. Muchas gracias Orlando Molina Rodriguez Guía canino Búsqueda y Rescate Método Arcón
---------------------------------------------
A su enter
David Rodríguez Carrasco - 12/07/2006
Estimado Sr. Orlando, por supuesto que siempre tenemos que aprender todos unos de otros, y que estamos para ayudarnos. Al igual que Usted, cualquier otra persona que lo desee, recibirá por parte de muchos compañeros al igual que de la mía, el apoyo de nuestros humildes conocimientos, siempre por el objetivo fundamental que nos motiva, el salvamento de vidas humanas. Reciba un cordial saludo. Atte., estando a su entera disposición. David Rodríguez Carrasco
---------------------------------------------
gracias- A
Molina Rodriguez Orlando - 19/07/2006
A usted señor Juan David Carrasco, quiero agradecerle que haya ofrecido sus conocimientos a este su servidor, por lo cual quisiera contar con sus opiniones de una forma más directa y poder así compartir sus comentarios con mis compañeros arconianos en Colombia. Quisiera recibir sus conceptos, opiniones y conocimientos del método. Si no es mucha molestia, por favor escribir a mi e-mail: molirod72@yahoo.com. Ojala todos los días nos encontraramos a personas con deseos de compartir y enseñar. Los que estamos adentrandonos al mundo arconiano, estaremos atentos a opiniones de personas que como usted sabe, conoce, trabaja y posee la experiencia del Método De antemano, le agradezco su colaboración Orlando Molina Rodriguez Guía Canino Método Arcón.
---------------------------------------------